Emprender con ilusión en tiempos difíciles

Papel PautadoSi hay una palabra que está de moda últimamente es “emprendedor”. Los que ya llevamos algunos años con esta condición sabemos que es un camino complicado, duro, pero apasionante, en el que es fundamental una dosis de entusiasmo que no siempre es fácil mantener.

El caso es que durante estos últimos meses hemos estado desarrollando dos proyectos para gente que empieza en esto del “emprendimiento”, ambos relacionados con la música.

El primero de ellos es Papel Pautado, un portal de auto-promoción para profesionales de la música clásica y contemporánea. El proyecto lo han iniciado dos buenas amigas con una dosis enorme de energía e ilusión, que transmiten en cada una de las reuniones que hemos tenido durante el desarrollo.

La mayoría de nuestros clientes son empresas establecidas que llevan ya años en funcionamiento y que, si bien abordan proyectos nuevos cada día, han pasado ya la fase de los inicios en los que se rezuma energía por todos los poros. Por eso ha sido tan enriquecedor poder participar con la gente de Papel Pautado en esta aventura, y por eso quería hablar de ello en mi blog.

Papel Pautado permite a los músicos darse a conocer presentando su trabajo al tiempo que se benefician de información sobre cursos, festivales, convocatorias de oposiciones y, en general, todo lo que es de interés para los profesionales de la música.

Para los interesados en la programación web, hemos utilizado yii, bootstrap, gmaps y cosas de esas raras que nos gustan a los freakis.

En SPL nos hemos encargado del diseño gráfico y programación de todo el portal web, es decir lo fácil. Ahora queda una tarea de promoción tan enorme como el empuje de estas amigas, así que estoy seguro de que será un éxito.

En cuanto al segundo proyecto, hasta aquí puedo leer…

Comments off

Stuffanizer: una app para iPhone/iPad que permite organizar cosas con tus dedos

Después de demasiado tiempo desde que publicamos Normalchild, por fin hemos publicado una nueva aplicación para iPhone: Stuffanizer.

Stuffanizer es una applicación para iPhone / iPad que permite tener todas las “cosas” organizadas en localizaciones a golpe de dedo.

Stuffanizer surgió como una app para resolver un problema que, para mí al menos, es bastante frecuente: ¿dónde puse aquella “cosa”, libro, disco, prenda, herramienta, almohada…?, sin necesidad de mantener un inventario complicado como ofrecen otras aplicaciones para iPhone. Y esto hacerlo de manera táctil: arrastrando las fotos a las localizaciones deseadas.

Además de ubicar el objeto donde queramos, permite etiquetarlo como queramos, añadir foto, descripción, precio y cantidad.

Así que, hace dos días Apple aceptó la App y ya está disponible en la AppStore. Ahora a esperar qué opinan los usuarios, es decir tú.

 

 

Comments off

El pensamiento binario

Hay 10 tipos de personas, las que entienden binario y las que no.

Empiezo este post con este pequeño chiste “geeky” porque me hace mucha gracia, aunque no tiene nada que ver con el título y el contenido del mismo.

Últimamente, me encuentro con dos reflexiones altisonantes que reclaman para sí el conocimiento de la causa de la crisis:

  • Grupo 1: La culpa es de los empresarios, insaciables, ambiciosos y medio delincuentes.
  • Grupo 2: La culpa es de los sindicatos, funcionarios y trabajadores en general, que no dan un palo al agua

Eso sí, hay una reflexión que pone de acuerdo a ambos grupos: la culpa es de los políticos, de los bancos y de Merkel que nos tiene manía.

Y el caso es que todas estas reflexiones me resultan algo simples porque la realidad no es binaria, no es blanca o negra.

Por mi trabajo tengo contacto con personas de ambos grupos, y en ningún caso se corresponden con la caricatura. Pero lo que más me sorprende es que, en general, cuando alguien emite una crítica tan vehemente no suele relacionarse con el destinatario de la misma y se limita a reproducir una serie de consignas tópico-típicas.

En mi caso, podría ser el objetivo de la crítica del primer grupo ya que desde hace ya más de diez años tengo empresa propia, pequeña, diminuta, pero propia. Hemos pasado por todas las fases: creación, crecimiento con contratación, mantenimiento y, fruto de estos tiempos, sufrimiento y decrecimiento. Seguimos sobreviviendo con mucho esfuerzo, nuestro y de la gente que ha trabajado con nosotros.

Por otro lado, algunos de nuestros clientes pertenecen al segundo grupo de “presuntos culpables”, es decir sindicatos y organizaciones públicas. Dentro de este grupo, lo que más me he encontrado es gente que se deja la piel en su trabajo sin ninguna contraprestación adicional más que pensar que su trabajo es beneficioso para la sociedad. Por supuesto que he encontrado gente incompetente/enchufada, pero en ambos bandos.

Reconozco que en determinados ambientes, lo de tener una nano-empresa no es algo que me haga sentir cómodo, y a veces es difícil expresar mi posición. Pero si hay algo que pone de acuerdo a todos es que la situación del país no se resolverá mientras no se creen puestos de trabajo, y mucho me temo que el estado tardará bastante en crearlos. Así que  creo que se debería empezar a valorar más a la gente que arriesga su patrimonio, esfuerzo, vida y familia para crear algo. Igualmente es absurdo pensar que toda la gente que trabaja desde el estado/sindicatos no piensa más que en enarbolar pancartas, muchas de las cuales son justas y necesarias.

Ya escribí hace tiempo sobre lo cómodos que nos sentimos con medios de comunicación que confirman nuestra forma de ver la realidad y lo poco objetivos que nos volvemos con esta práctica, así que vuelvo a sugerir que escuchemos otras voces para volvernos menos binarios y más difusos.

Comments off

Gamification: la vida es juego

Una de las aplicaciones que más se nombra por utilizar el concepto de gamification es foursquare.com

Gamification es un término relativamente reciente que, como pasa a menudo, redefine algo conocido con un nombre mucho más sexy.

Básicamente, consiste en aplicar dinámicas y elementos propios de los juegos en contextos diferentes. Estos contextos pueden ser desde cambio de hábitos, marketing empresarial, trabajo tedioso, educación y… la imaginación es el límite. Basta con hacer una búsqueda en Google para ver que algo se mueve. Esto se lleva haciendo toda la vida, al menos la mía, pero es cierto que con las posibilidades que da la tecnología actualmente los resultados son espectaculares.

Uno de los casos que más se nombra como caso de éxito es el de la plataforma foursquare.com, aunque ya hay quien critica el cómo se llevó a cabo. Aunque reconozco que una de las utilizaciones más inteligentes que conozco es la de Zombies, Run!, con criaturas así persiguiéndote ¿quién no corre?

El caso es que, por coincidencias varias, me encuentro siguiendo un interesante curso en coursera.org sobre Gamification justo la misma semana en la que se organiza un congreso mundial en mi ciudad al respecto. Y tanta coincidencia… ¿querrá decir algo?.

A medida que vamos introduciéndonos en asuntos relacionados con los juegos, más clara tengo la conveniencia de utilizar sus elementos y dinámicas en nuestros desarrollos y, aunque no es lo mismo ni de lejos, más nos tienta entrar de lleno en el software lúdico.

Renovarse o morir.

 

Comments (2)

Si no tuvieras miedo, ¿qué harías?

El miedo, según la wikipedia, es “una emoción primaria que nos protege de lo que percibimos como un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado”.

El miedo nos paraliza, nos bloquea, nos impide pensar con objetividad. Con el miedo nos pueden manipular, y lo hacen.

La verdad es que no faltan razones para tener miedo, el paro, los recortes, los bancos, los políticos, el corralito, la prima de las narices, los otros políticos y el fin del mundo para finales de año.

El país, al menos con la pequeña muestra con la que me relaciono, está más que deprimido y bloqueado por el miedo a un sinfín de peligros que nos acechan. Todos, entre los que me incluyo, sufrimos la crisis de cerca y conocemos a gente que todavía la sufre más.

Ante esta situación generalizada, hay básicamente dos opciones: quedarnos pasmados como nuestro amigo, o movernos y pensar cómo podemos abordar nuestra situación personal y general. Como muchos de los peligros que percibimos no son reales, no deberíamos temerlos. Y en cuanto a los que son reales, quedándonos quietos no conseguimos nada.

Todos los días veo en la gente con la que me relaciono dos actitudes opuestas, los que se lamentan y los que se levantan. Y aunque yo pertenezco más al primer grupo, me he propuesto cambiar de acera.

No existe la solución mágica ni a la situación del país ni a la personal, pero si no tuviera miedo ¿qué haría?. Voy a intentar preguntármelo a diario.

Comments off

Esos trabajos no volverán, Steve Jobs dixit

Hace casi un año escribí sobre una famosa cena de Obama con algunos de los mejores empresarios tecnológicos de los USA, en  la que el super presidente quería pulsar la opinión de los líderes. Al parecer Obama aprovechó para hacer alguna pregunta embarazosa.

Al menos eso he leído en un artículo muy interesante, en el que relatan que Obama le preguntó a Steve Jobs porqué no llevaba la fabricación de los iPhones a USA, ayudando así a paliar la alta tasa de paro del país. Jobs le contestó: “esos trabajos no volverán“.

El artículo explica el porqué de la externalización de la producción del iPhone fuera de los USA, casi todo en China,  y no deja lugar a dudas de lo imparable que es el proceso. Y no solo por el coste de mano de obra sino por la flexibilidad que ofrecen las empresas chinas. El artículo directamente afirma que en EEUU no se podría fabricar los iPhone con los estándares de calidad que demanda Apple. Y no hablan de mano de obra no cualificada, se habla de cualificación técnica media.

Todos tenemos en la cabeza a las fábricas chinas con salarios de risa y condiciones laborales de lo más precarias. Pero no es tan común la imagen de empresas capaces de hacer decir a un directivo de Apple:

“La velocidad y la flexibilidad de estas empresas te quitan el aliento. No hay ninguna fábrica americana que sea capaz de esto.”

Si esto es lo que piensan en EEUU, la primera potencia económico-tecnológica, ¿en qué deberíamos pensar nosotros, con nuestra tasa de paro y nuestro modelo productivo (empresas, empresarios y trabajadores)?.

Hace algún tiempo escribía sobre un libro de Daniel Pink en el que proponía soluciones para los “trabajadores del conocimiento”, pero ¿y para el resto?.

La verdad es que no tengo ni idea de cual es la solución, pero intuyo que está muy relacionada con la formación, sea en la disciplina que sea. Y más vale que nos demos prisa, y acertemos.

Por cierto, otra de los comentarios de Jobs fue:

“No estoy preocupado por el futuro de este país a largo plazo, este país es fantástico. Lo que me preocupa es que no hablamos suficientemente sobre soluciones.”

También en esto nos parecemos.

Comments (2)

Evernote: descarga tu memoria

A veces te sorprendes hablándole a alguien de un programa que crees tan extendido como la gripe y resulta que no es así. Por esta razón, y porque hace tiempo que no escribo estrictamente de tecnología, me apetecía hacer una breve descripción de uno de las herramientas más útiles que conozco: Evernote.

Para quien no conozca esta herramienta, Evernote es un programa que permite guardar  y organizar información. El programa almacena la información en forma de notas, que  pueden ser un fichero de sonido, una foto o, lo más habitual, texto enriquecido. Permite agrupar toda la información en libretas y etiquetarlas a nuestro gusto. La información esta “en la nube”, cualquier día nos cae la del pulpo cuando todo lo que hay ahí arriba condense y le dé por convertirse en gota fría, y es posible acceder a ella desde casi cualquier  dispositivo.

Como reza en su web, Evernote permite básicamente:

  • Introducir información en format de texto, sonido o imagen. Esto es lo básico
  • Capturar información desde la web
  • Sincronizar la información para todos los dispositivos, fundamental para los que usamos diferentes equipos
  • Buscar texto dentro de sus imágenes, lo utilizo poco pero es mágico

Hasta aquí, nada especial. Pero dónde Evernote despliega todo su potencial es en la cantidad de posibilidades de entrada de información disponibles y la capacidad que tenemos de organizarla y buscarla posteriormente.

Pero yo añadiría como detalles importantes, casi fundamentales:

  • Las herramientas para organizar la información: libretas y etiquetas, el límite es tu imaginación
  • El potente buscador que localiza cualquier nota instantáneamente
  • La posibilidad de almacenar búsquedas que nos evitan perder demasiado tiempo para organizarlas
  • Podemos “enviarle un correo” a Evernote para que lo convierta en una nota, genial y muy útil.

Como cualquier programa freemium, dispone de una versión gratuita y otra premium, o de pago. Personalmente, todavía no he necesitado la versión de pago y llevo mucho tiempo utilizándola, aunque en función de lo que queramos almacenar nos puede ser muy útil, y no me parece nada cara teniendo en cuenta lo que aporta.

De todas las versiones, utilizo a diario la versión para Windows, Mac (la más sobresaliente), iPad e iPhone, pero he utilizado la de Maemo (N900, aunque no está soportada por la empresa)  y la de Android. Es también posible trabajar con las notas desde su versión web y funciona muy bien, pero si tienes a mano la de sobremesa, no hay color.

Y ¿qué almaceno en Evernote?, pues casi todo:

  • Utilizo GTD como sistema de organización personal, así que todo va ahí
  • Trozos de código
  • Imágenes interesantes
  • Artículos que quiero leer
  • Enlaces
  • Información  de clientes, proyectos, etc.
  • En fin, lo dicho, la imaginación es el límite

¿Y la seguridad…? bien, ese es uno de los puntos que cualquiera que trabaje con aplicaciones en la nube se plantea. En mi caso, hace ya tiempo que decidí que pesaba más lo que recibía que lo que, potencialmente, arriesgaba. Aun así, Evernote permite encriptar la información o conservar algunas libretas como locales para que no sean sincronizadas, pero como digo es algo muy personal.

 

Comments off

NormalChild, nuestra primera aplicación para iPhone

NormalChild: aplicación para iPhone que permite el registro de la información de niñosCuando hace unos meses decidimos meternos de lleno en la programación de aplicaciones para móviles, elegimos como primera plataforma el iPhone. Esto nos suponía empezar desde cero en un lenguaje y plataforma en la que no teníamos experiencia.

El primer paso fue decidir con qué funcionalidad nos íbamos a estrenar, pero el nacimiento de P y M nos lo puso fácil. Así que, una vez decidida la funcionalidad empezó la odisea: aprendizaje, programación, aprendizaje, programación, burocracia appleliana, subida del binario, espera en revisión y aprobación final hace un par de días.

El caso es que hace 2 días recibimos el esperado mensaje de Apple aceptando nuestra aplicación para la AppStore y vimos, brillando, nuestra querida aplicación entre las más de medio millon de programas para los iPhone, iPod e iPad.

NormalChild nos permite registrar las medidas, vacunas, enfermedades, alergias, hitos y notas relacionadas con uno o varios niños. Además, podemos introducir fotos del niño junto con la medida para poder ver una evolución desde del nacimiento, comparar el crecimiento con los percentiles de la OMS, y un montón de detalles más que describimos en NormalChildApp.com o en la AppStore.

Así que ahora ya podemos decir en SPL que estamos en la AppStore, en breve vendrán más aplicaciones que nos van a hacer cambiar como empresa. Aceptaremos gustosos sugerencias y críticas constructivas.

Comments (10)

Tener glamour o no tenerlo, esa es la cuestión

El pasado 6 de octubre murió Steve Jobs, uno de los miembros de la comunidad tecnológica más glamouroso de la historia, a los 56 años.

He admirado los productos de Apple desde sus inicios y sobre todo estos últimos años que han sido los mejores. He disfrutado de su estética y de su capacidad para componer, con tecnologías ya existentes, productos superlativos. Por supuesto, también disfruté en su día de la charla que dio a los estudiantes graduados de Stanford.

Los medios de comunicación de todo el mundo dieron la noticia consumiendo ríos de tinta digital, explicando con todo detalle lo que habría sido el mundo si Jobs no hubiese existido. Millones de personas disfrutan de los productos de Apple, y durante esos días agradecieron a Jobs el haberlos creado. Recordaba casi a los actos multitudinarios de despedida a un pontífice, qué cosas… Todavía hoy, con motivo de la aparición de su biografía autorizada, hay artículos en prensa que recuerdan su presencia. Adjetivos como genio, visionario, asceta, estrella sideral, etc., difuminaron el que, a mi modo de ver, más le definía y menos se difundió: empresario, parece que en este país suena mal pero es lo que hay.

Como es lógico, no todo el mundo se entristeció, aunque tampoco es el objeto del post, otro día.

Pero tan solo 6 días después, ha sido un mal mes, moría Dennis Ritchie, nada más y nada menos que uno de los padres del leguaje de programación C y del sistema operativo UNIX. Para los que no sepan qué es C o UNIX, simplemente que piensen que prácticamente cualquier sistema operativo que tengan delante ha sido escrito en C, así que no hace falta explicar más.

El caso es que la noticia no tuvo ni la milésima parte de trascendencia que tuvo la de Jobs. No esperaba algo distinto, pero fue muy curioso escuchar a gente nada relacionada con la tecnología y que no tenían claro como se deletreaba, loar al genio de Coupertino, afirmar que  sin él el mundo hubiese sido mucho peor y, seis días después, esas mismas personas no habían oído hablar del bueno de Ritchie.

Esto no hace sino confirmar la cantidad de verdaderos genios en todas las áreas del conocimiento que quedan en la sombra porque no tienen, o no quieren tenerlo, glamour. No quiero decir con esto que Jobs no fuese todo lo que se dijo de él, pero muchas veces el talento es algo gris y no brilla demasiado.

Parece que la gente está sedienta de modelos a los que seguir, Jobs encarnaba perfectamente ese perfil estético y casi ascético.

 

Comments (3)

Cañones o mantequilla

En 1945 Paul Samuelson escribió uno de los libros sobre economía para estudiantes universitarios más vendido de la historia: “Curso de economía moderna”. A tal punto es conocido entre los economistas que el libro es conocido como el Samuelson.

El caso es que hace algunos años, me llamó la atención un planteamiento que hace Samuelson en su libro para explicar qué es la economía. Plantea la disyuntiva a la que se enfrenta una sociedad al decidir cómo utiliza sus recursos, ¿fabricando cañones o fabricando mantequilla?. Si fabrica cañones, estará más segura pero peor alimentada, mientras que si los dedica a la mantequilla, comerán mucho mejor pero más inseguros.

Dejando de lado lo acertada o no que es la comparación, ni la mantequilla es tan sana ni los cañones aseguran nada, lo que Samuelson viene a poner de manifiesto es que la economía consiste en decidir cómo utilizamos los recursos, limitados y la mayoría de las veces escasos.

Todos, en mayor o menor medida, decidimos a diario cómo utilizar nuestros recursos: tiempo, dinero, energía, etc. Lo decidimos como individuos, como familia, comunidad de vecinos, pueblo, etc., en definitiva como sociedad. O al menos así debería ser.

Como sociedad decidimos en qué queremos emplear nuestros recursos, y lo hacemos votando.

De pronto, nos hemos despertado con la sensación certeza de que durante todos estos años los recursos no se han utilizado bien, ni como individuos ni como sociedad.

Ahora toca repensar cómo dedicamos el poco dinero que queda, teniendo en cuenta que todavía hay que pagar los excesos pasados, pero sin descuidar lo básico. Y ese es precisamente el quid de la cuestión, qué es lo básico, una vez más como individuos y como sociedad.

Comments (2)

« Anteriores