Archivo para Empresa

Emprender con ilusión en tiempos difíciles

Papel PautadoSi hay una palabra que está de moda últimamente es “emprendedor”. Los que ya llevamos algunos años con esta condición sabemos que es un camino complicado, duro, pero apasionante, en el que es fundamental una dosis de entusiasmo que no siempre es fácil mantener.

El caso es que durante estos últimos meses hemos estado desarrollando dos proyectos para gente que empieza en esto del “emprendimiento”, ambos relacionados con la música.

El primero de ellos es Papel Pautado, un portal de auto-promoción para profesionales de la música clásica y contemporánea. El proyecto lo han iniciado dos buenas amigas con una dosis enorme de energía e ilusión, que transmiten en cada una de las reuniones que hemos tenido durante el desarrollo.

La mayoría de nuestros clientes son empresas establecidas que llevan ya años en funcionamiento y que, si bien abordan proyectos nuevos cada día, han pasado ya la fase de los inicios en los que se rezuma energía por todos los poros. Por eso ha sido tan enriquecedor poder participar con la gente de Papel Pautado en esta aventura, y por eso quería hablar de ello en mi blog.

Papel Pautado permite a los músicos darse a conocer presentando su trabajo al tiempo que se benefician de información sobre cursos, festivales, convocatorias de oposiciones y, en general, todo lo que es de interés para los profesionales de la música.

Para los interesados en la programación web, hemos utilizado yii, bootstrap, gmaps y cosas de esas raras que nos gustan a los freakis.

En SPL nos hemos encargado del diseño gráfico y programación de todo el portal web, es decir lo fácil. Ahora queda una tarea de promoción tan enorme como el empuje de estas amigas, así que estoy seguro de que será un éxito.

En cuanto al segundo proyecto, hasta aquí puedo leer…

Comments off

Si no tuvieras miedo, ¿qué harías?

El miedo, según la wikipedia, es “una emoción primaria que nos protege de lo que percibimos como un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado”.

El miedo nos paraliza, nos bloquea, nos impide pensar con objetividad. Con el miedo nos pueden manipular, y lo hacen.

La verdad es que no faltan razones para tener miedo, el paro, los recortes, los bancos, los políticos, el corralito, la prima de las narices, los otros políticos y el fin del mundo para finales de año.

El país, al menos con la pequeña muestra con la que me relaciono, está más que deprimido y bloqueado por el miedo a un sinfín de peligros que nos acechan. Todos, entre los que me incluyo, sufrimos la crisis de cerca y conocemos a gente que todavía la sufre más.

Ante esta situación generalizada, hay básicamente dos opciones: quedarnos pasmados como nuestro amigo, o movernos y pensar cómo podemos abordar nuestra situación personal y general. Como muchos de los peligros que percibimos no son reales, no deberíamos temerlos. Y en cuanto a los que son reales, quedándonos quietos no conseguimos nada.

Todos los días veo en la gente con la que me relaciono dos actitudes opuestas, los que se lamentan y los que se levantan. Y aunque yo pertenezco más al primer grupo, me he propuesto cambiar de acera.

No existe la solución mágica ni a la situación del país ni a la personal, pero si no tuviera miedo ¿qué haría?. Voy a intentar preguntármelo a diario.

Comments off

Esos trabajos no volverán, Steve Jobs dixit

Hace casi un año escribí sobre una famosa cena de Obama con algunos de los mejores empresarios tecnológicos de los USA, en  la que el super presidente quería pulsar la opinión de los líderes. Al parecer Obama aprovechó para hacer alguna pregunta embarazosa.

Al menos eso he leído en un artículo muy interesante, en el que relatan que Obama le preguntó a Steve Jobs porqué no llevaba la fabricación de los iPhones a USA, ayudando así a paliar la alta tasa de paro del país. Jobs le contestó: “esos trabajos no volverán“.

El artículo explica el porqué de la externalización de la producción del iPhone fuera de los USA, casi todo en China,  y no deja lugar a dudas de lo imparable que es el proceso. Y no solo por el coste de mano de obra sino por la flexibilidad que ofrecen las empresas chinas. El artículo directamente afirma que en EEUU no se podría fabricar los iPhone con los estándares de calidad que demanda Apple. Y no hablan de mano de obra no cualificada, se habla de cualificación técnica media.

Todos tenemos en la cabeza a las fábricas chinas con salarios de risa y condiciones laborales de lo más precarias. Pero no es tan común la imagen de empresas capaces de hacer decir a un directivo de Apple:

“La velocidad y la flexibilidad de estas empresas te quitan el aliento. No hay ninguna fábrica americana que sea capaz de esto.”

Si esto es lo que piensan en EEUU, la primera potencia económico-tecnológica, ¿en qué deberíamos pensar nosotros, con nuestra tasa de paro y nuestro modelo productivo (empresas, empresarios y trabajadores)?.

Hace algún tiempo escribía sobre un libro de Daniel Pink en el que proponía soluciones para los “trabajadores del conocimiento”, pero ¿y para el resto?.

La verdad es que no tengo ni idea de cual es la solución, pero intuyo que está muy relacionada con la formación, sea en la disciplina que sea. Y más vale que nos demos prisa, y acertemos.

Por cierto, otra de los comentarios de Jobs fue:

“No estoy preocupado por el futuro de este país a largo plazo, este país es fantástico. Lo que me preocupa es que no hablamos suficientemente sobre soluciones.”

También en esto nos parecemos.

Comments (2)

NormalChild, nuestra primera aplicación para iPhone

NormalChild: aplicación para iPhone que permite el registro de la información de niñosCuando hace unos meses decidimos meternos de lleno en la programación de aplicaciones para móviles, elegimos como primera plataforma el iPhone. Esto nos suponía empezar desde cero en un lenguaje y plataforma en la que no teníamos experiencia.

El primer paso fue decidir con qué funcionalidad nos íbamos a estrenar, pero el nacimiento de P y M nos lo puso fácil. Así que, una vez decidida la funcionalidad empezó la odisea: aprendizaje, programación, aprendizaje, programación, burocracia appleliana, subida del binario, espera en revisión y aprobación final hace un par de días.

El caso es que hace 2 días recibimos el esperado mensaje de Apple aceptando nuestra aplicación para la AppStore y vimos, brillando, nuestra querida aplicación entre las más de medio millon de programas para los iPhone, iPod e iPad.

NormalChild nos permite registrar las medidas, vacunas, enfermedades, alergias, hitos y notas relacionadas con uno o varios niños. Además, podemos introducir fotos del niño junto con la medida para poder ver una evolución desde del nacimiento, comparar el crecimiento con los percentiles de la OMS, y un montón de detalles más que describimos en NormalChildApp.com o en la AppStore.

Así que ahora ya podemos decir en SPL que estamos en la AppStore, en breve vendrán más aplicaciones que nos van a hacer cambiar como empresa. Aceptaremos gustosos sugerencias y críticas constructivas.

Comments (10)

Tener glamour o no tenerlo, esa es la cuestión

El pasado 6 de octubre murió Steve Jobs, uno de los miembros de la comunidad tecnológica más glamouroso de la historia, a los 56 años.

He admirado los productos de Apple desde sus inicios y sobre todo estos últimos años que han sido los mejores. He disfrutado de su estética y de su capacidad para componer, con tecnologías ya existentes, productos superlativos. Por supuesto, también disfruté en su día de la charla que dio a los estudiantes graduados de Stanford.

Los medios de comunicación de todo el mundo dieron la noticia consumiendo ríos de tinta digital, explicando con todo detalle lo que habría sido el mundo si Jobs no hubiese existido. Millones de personas disfrutan de los productos de Apple, y durante esos días agradecieron a Jobs el haberlos creado. Recordaba casi a los actos multitudinarios de despedida a un pontífice, qué cosas… Todavía hoy, con motivo de la aparición de su biografía autorizada, hay artículos en prensa que recuerdan su presencia. Adjetivos como genio, visionario, asceta, estrella sideral, etc., difuminaron el que, a mi modo de ver, más le definía y menos se difundió: empresario, parece que en este país suena mal pero es lo que hay.

Como es lógico, no todo el mundo se entristeció, aunque tampoco es el objeto del post, otro día.

Pero tan solo 6 días después, ha sido un mal mes, moría Dennis Ritchie, nada más y nada menos que uno de los padres del leguaje de programación C y del sistema operativo UNIX. Para los que no sepan qué es C o UNIX, simplemente que piensen que prácticamente cualquier sistema operativo que tengan delante ha sido escrito en C, así que no hace falta explicar más.

El caso es que la noticia no tuvo ni la milésima parte de trascendencia que tuvo la de Jobs. No esperaba algo distinto, pero fue muy curioso escuchar a gente nada relacionada con la tecnología y que no tenían claro como se deletreaba, loar al genio de Coupertino, afirmar que  sin él el mundo hubiese sido mucho peor y, seis días después, esas mismas personas no habían oído hablar del bueno de Ritchie.

Esto no hace sino confirmar la cantidad de verdaderos genios en todas las áreas del conocimiento que quedan en la sombra porque no tienen, o no quieren tenerlo, glamour. No quiero decir con esto que Jobs no fuese todo lo que se dijo de él, pero muchas veces el talento es algo gris y no brilla demasiado.

Parece que la gente está sedienta de modelos a los que seguir, Jobs encarnaba perfectamente ese perfil estético y casi ascético.

 

Comments (3)

Cañones o mantequilla

En 1945 Paul Samuelson escribió uno de los libros sobre economía para estudiantes universitarios más vendido de la historia: “Curso de economía moderna”. A tal punto es conocido entre los economistas que el libro es conocido como el Samuelson.

El caso es que hace algunos años, me llamó la atención un planteamiento que hace Samuelson en su libro para explicar qué es la economía. Plantea la disyuntiva a la que se enfrenta una sociedad al decidir cómo utiliza sus recursos, ¿fabricando cañones o fabricando mantequilla?. Si fabrica cañones, estará más segura pero peor alimentada, mientras que si los dedica a la mantequilla, comerán mucho mejor pero más inseguros.

Dejando de lado lo acertada o no que es la comparación, ni la mantequilla es tan sana ni los cañones aseguran nada, lo que Samuelson viene a poner de manifiesto es que la economía consiste en decidir cómo utilizamos los recursos, limitados y la mayoría de las veces escasos.

Todos, en mayor o menor medida, decidimos a diario cómo utilizar nuestros recursos: tiempo, dinero, energía, etc. Lo decidimos como individuos, como familia, comunidad de vecinos, pueblo, etc., en definitiva como sociedad. O al menos así debería ser.

Como sociedad decidimos en qué queremos emplear nuestros recursos, y lo hacemos votando.

De pronto, nos hemos despertado con la sensación certeza de que durante todos estos años los recursos no se han utilizado bien, ni como individuos ni como sociedad.

Ahora toca repensar cómo dedicamos el poco dinero que queda, teniendo en cuenta que todavía hay que pagar los excesos pasados, pero sin descuidar lo básico. Y ese es precisamente el quid de la cuestión, qué es lo básico, una vez más como individuos y como sociedad.

Comments (2)

Una batería con chispa

Hace ya algunos meses que mi pobre y vetusto, aunque aun sexy, Mac Book Pro pedía un cambio de batería. El caso es que, conocí FastMac hace un par de años gracias a un cambio de pantalla que hice en mi iPod, y recordé que tenía mucho producto para Apple (uno de los éxitos de S. Jobs es el ecosistema que ha creado a su alrededor). Por la mitad del coste de la batería de Apple, FastMac enviaba una batería similar con algo más de capacidad de carga. Así que no lo dudé.

Hasta ahora, la batería funciona perfectamente así que no no tengo ninguna queja. El motivo del post es otro.

El caso es que esta mañana tenía la batería encima de la mesa y, al ver un emoticón [;-)], los ojos se me han ido al típico texto legal que nadie lee, en la base de la parte posterior de la batería. Y me he llevado una agradable sorpresa.

Aunque se lee en la imagen ampliada, lo reproduzco a continuación:

Dispose of properly (or Mother Nature’s gonna whack us all!) This battery contains no Mercury, Mars or Venus. Each battery is tested before shipping. No animals were harmed during testing – unless you consider Paul in QA ;-) WARNING: To reduce risk of fire or burns, avoid Sony or Dell laptops and do not disassemble, crush, puncture or short the contacts. TM & ©2009 FastMac. All rights reserved. All other brand names & trademarks belong to their respective owners. If you have read this far, please consider applying for a job in our legal dept

Y, para los que tengan dificultad con el inglés, mi traducción bastante literal:

Utilícese adecuadamente (¡o la Madre Naturaleza nos caneará a todos!). Esta batería no contiene Mercurio, ni Marte ni Venus. Cada batería ha sido probada antes de ser enviada. Ningún animal ha sido dañado durante las pruebas, a no ser que consideres a Paul del departamento de Calidad un animal ;-) . ATENCIÓN: Para reducir el riesgo de incendio o explosión, evite cualquier portátil Sony o Dell y no desmonte, aplaste, perfore o cortocircuite los contactos. TM & © 2009 FastMac. Todos los derechos reservados. Todas las demás marcas comerciales pertenecen a sus respectivos propietarios. Si usted ha leído hasta aquí, por favor considere solicitar un trabajo en nuestro departamento legal.

Así que me ha hecho reflexionar una vez más acerca de lo bien que va algo de sentido de humor en la empresa. Sin ánimo de parecer optimista patológico, parece evidente que quejarnos no sirve de nada. Así que aprendamos de gente como FastMac, que combinan un buen producto con una chispa de humor, no molesta y nos alegra.

Por cierto, como imaginaréis no he solicitado trabajar en su departamento legal, creo que soy demasiado serio…

Comments off

Crisis y responsabilidad

Mi primer mensaje referido a la crisis es de hace ya tres años, desde entonces ha llovido mucho, y no bien precisamente. Entonces pensaba que en un año habría pasado, pero la realidad se ha encargado de demostrarme lo pésimo adivino que soy.

Se le ha echado la culpa a Zapatero, a Rajoy, a los bancos, a EEUU y sus subprime, a los sindicatos, a los mercados, a las empresas, a los constructores, a Europa y al lucero del alba. Pero no he oído a demasiadas personas hacer autocrítica, y todos tenemos algo de culpa.

Hay que reconocer que alguna responsabilidad colectiva tenemos, por pensar que éramos más ricos de lo que éramos, por no ser al menos igual de productivos que nuestros vecinos, por pensar que el precio del ladrillo iba a crecer indefinidamente, por pensar que la situación de bonanza no se iba a acabar nunca, por seguir esperando que inventen los de fuera, en definitiva: por esperar y exigir mucho sin ofrecer demasiado.

Y en estas reflexiones estaba, cuando hoy Pau García-Milà suelta la bomba desde Redinnova, vamos que ni hecho adrede. Para que no lo conozcan Pau, 23 años, es uno de los fundadores de eyeOS, un conjunto de aplicaciones que permite trabajar en la nube y que está muy de moda últimamente.

Básicamente lo que dice Pau es:

“Me he encontrado con muchos países donde la gente se siente culpable. Depende del foro donde estés, puedes decirlo o no. Evidentemente yo soy culpable de la crisis. Yo o cualqueira de vosotros en mayor o menor medida. Evidentemente todas las personas han hecho algo para el que país esté mal. Si todas las personas hubieran hecho otra cosa quizás no estuviéramos en esta crisis. Pero, claro, esto te vas … a la acampada de Sol y dices. ‘La culpa es vuestra’ y de ahí sales mal. Depende del entorno puedes decir más o menos. Por favor, esto no lo pongáis en Twitter… Realmente el entorno es que nadie se siente culpable, que los cabrones de los políticos y los cabrones de las grandes empresas están jodiendo el país.”

Como era de esperar le han caído palos, aunque estoy en parte de acuerdo con su razonamiento.

Hay que castigar a los políticos ineptos y corruptos, pero también a la empresa ineficiente, al trabajador poco honesto, al comercio que sube los precios injustificadamente, y a un largo etc., y sobre todo preguntarnos cómo podemos aportar algo para salir de esta situación.

Sé que decir esto no es nada políticamente correcto, pero aunque en este país los emprendedores tenemos mala fama hay una evidencia: el trabajo lo crean las empresas, así que más nos vale que haya muchas.

Seguro que si todos nos esforzamos por hacer mejor lo que hacemos, sea lo que sea, todo empezará a rodar otra vez.

Comments (2)

El vendedor de tiempo

¿Os imaginais alguien que vendiese tiempo empaquetado?. Uno compraría una caja de una hora de tiempo y podría disfrutarlo cuándo y dónde quisiese sin que nadie se lo pudiese impedir. Cuanto más dinero, más tiempo para disfrutar.

Curiosa idea, ¿no?, pues ese es el argumento de un interesante libro de Fernando Trías de Bes que leí hace ya algunos años y que, no sé porqué, últimamente me ha venido a la cabeza: El vendedor de tiempo.

Trías de Bes hace en el libro una ácida crítica al sistema económico actual. Resulta paradójico trabajar para poder disfrutar de un tiempo, que nunca llega porque lo utilizamos precisamente en trabajar.

La vida es algo más compleja, pero la presión consumista a la que estamos sometidos consigue que nos pasemos la vida buscando “El Dorado” sin disfrutar de las cajas de tiempo que cada día nos tocan por sorteo.

Estas reflexiones siempre me vienen en fin de semana, no sé porqué será.

Os dejo un cuento, del que no sé el autor, quizás es anónimo:

El pescador satisfecho

El rico industrial so horrorizó cuando vio a un pescador tranquilamente recostado en su barca y fumando su pipa

- ¿Por qué no has salido a pescar? – preguntó el industrial.
- Porque ya he pescado bastante por hoy. – respondió el pescador.
- ¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas? – Insistió el industrial.
- ¿Y qué iba a hacer con ello? – preguntó a su vez el pescador.
- Ganarás más dinero, de ese modo podrías poner un motor a tu barca, entonces podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces, entonces ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nailon. Pronto ganarías para tener dos barcas… y hasta una verdadera flota, entonces serías rico como yo.
- ¿Y qué podría hacer entonces? – Preguntó de nuevo el pescador.
- Podrías sentarte y disfrutar de la vida. – Respondió el industrial.
- ¿Y qué estoy haciendo en este preciso momento? – respondió satisfecho el pescador.

Comments (2)

¡Me han robado la idea!

En la famosa película “La red social“,  y también en la realidad, Mark Zuckerberg es acusado por los musculosos hermanos Winklevoss de robarles la idea. Es obvio que el guionista toma partido por Mark al pintarnos a los olímpicos como unos niños bien que pretenden aprovecharse de la inteligencia del asocial Zuckerberg, pero recuerdo que cuando supe de la historia de Facebook me asaltó esta reflexión: las ideas sin implementación no sirven de nada.

Tener ideas es relativamente fácil, lo difícil es llevarlas a cabo. Y es que ideas como Facebook hubo muchas, pero ninguna ha llegado donde ha llegado la red social por antonomasia. Una buena idea sin implementación se queda para contársela a los amigos en el bar, una buena implementación de una idea normalita puede tener éxito.

Hay dos tipos de personas: los “thinkers”, preocupados más en pensar, planificar, estudiar y prepararse para el momento de hacer, en definitiva afilar la sierra, y los “doers”, aquellos que llevan a cabo los proyectos. Mientras los “thinkers” tienen maravillosas ideas que nunca llevarán a cabo, estudian geniales habilidades que raramente utilizarán, presumen y critican a los que les han robado las ideas. Mientras, los “doers” crean, mejor o peor, pero crean.

No estoy diciendo que la formación no sea importante, lo es. Pero en algún momento hay que pasar a la acción. Creo que hay demasiados “thinkers” y muy pocos “doers”, y así nos luce el pelo.

Personalmente tengo más tendencia a ser un “thinker” que un “doer”. La mayoría de las ideas o deseos se quedan en nada porque no las llevo a cabo. Así que, como si de un 1 de enero se tratara, voy a ser bueno e intentar adoptar el hábito de hacer además de pensar. Me resultará difícil, pero no hay otro camino.

¿Y tú, qué eres?

PD: La foto únicamente tiene el objetivo de incrementar el número de lectoras ;-) .

Comments (7)

« Anteriores