Archivo para Libros

El vendedor de tiempo

¿Os imaginais alguien que vendiese tiempo empaquetado?. Uno compraría una caja de una hora de tiempo y podría disfrutarlo cuándo y dónde quisiese sin que nadie se lo pudiese impedir. Cuanto más dinero, más tiempo para disfrutar.

Curiosa idea, ¿no?, pues ese es el argumento de un interesante libro de Fernando Trías de Bes que leí hace ya algunos años y que, no sé porqué, últimamente me ha venido a la cabeza: El vendedor de tiempo.

Trías de Bes hace en el libro una ácida crítica al sistema económico actual. Resulta paradójico trabajar para poder disfrutar de un tiempo, que nunca llega porque lo utilizamos precisamente en trabajar.

La vida es algo más compleja, pero la presión consumista a la que estamos sometidos consigue que nos pasemos la vida buscando “El Dorado” sin disfrutar de las cajas de tiempo que cada día nos tocan por sorteo.

Estas reflexiones siempre me vienen en fin de semana, no sé porqué será.

Os dejo un cuento, del que no sé el autor, quizás es anónimo:

El pescador satisfecho

El rico industrial so horrorizó cuando vio a un pescador tranquilamente recostado en su barca y fumando su pipa

- ¿Por qué no has salido a pescar? – preguntó el industrial.
- Porque ya he pescado bastante por hoy. – respondió el pescador.
- ¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas? – Insistió el industrial.
- ¿Y qué iba a hacer con ello? – preguntó a su vez el pescador.
- Ganarás más dinero, de ese modo podrías poner un motor a tu barca, entonces podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces, entonces ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nailon. Pronto ganarías para tener dos barcas… y hasta una verdadera flota, entonces serías rico como yo.
- ¿Y qué podría hacer entonces? – Preguntó de nuevo el pescador.
- Podrías sentarte y disfrutar de la vida. – Respondió el industrial.
- ¿Y qué estoy haciendo en este preciso momento? – respondió satisfecho el pescador.

Comments (2)

La vida y los baobabs

Hace ya años, siendo todavía más niño, leí El Principito, de Saint-Exupéry.

El Pricipito, es uno de esos libros para niños que puede perfectamente “leer y entender” un adulto. Relata las conversaciones entre un aviador y un pequeño príncipe que viene de otro planeta. Pero el objeto del post no es hablar del libro.

El caso es que una de las conversaciones que se me quedó grabada fue una que habla de los baobabs. Los baobabs son árboles que pueden llegar a medir 30 metros de altura y más de 10 de diámetro, en fin, enormes. Y el libro dice así:

Resulta que en el planeta del principito había, como en todos los planetas, hierbas buenas y hierbas malas. Por lo tanto buenas semillas de hierbas buenas y malas semillas de hierbas malas. Pero las semillas son invisibles. Duermen en el secreto de la tierra hasta que a una se le antoja despertarse. Entonces se estira, y extiende tímidamente hacia el sol una encantadora ramita inofensiva. Si se trata de una ramita de rábano o de rosal, se la puede dejar crecer como quiera. Pero si se trata de una maleza, hay que arrancarla en seguida, en cuanto se la pudo reconocer. Ahora bien, había unas semillas terribles en el planeta del principito… eran las semillas de baobab. El suelo del planeta estaba plagado de ellas. Y de un baobab, si uno se deja estar, no es posible desembarazarse nunca más. Obstruye todo el planeta. Lo perfora con sus raíces. Y si el planeta es demasiado pequeño, y si los baobabs son numerosos, lo hacen estallar.

“Es cuestión de disciplina, me decía más tarde el principito. Después de terminar la higiene matinal, hay que hacer con cuidado la limpieza del planeta. Hay que obligarse regularmente a arrancar los baobabs en cuanto se los distingue de los rosales, a los que se parecen mucho cuando son muy jóvenes. Es un trabajo muy fastidioso, pero muy fácil”

 

Y es que la vida está llena de semillas de baobabs, de pequeños problemas que se inician siendo insignificantes, pero que vamos dejando con la intención de retomarlo en otro momento. Tanto en lo personal como en lo profesional es mucho más fácil arrancar los baobabs cuando son “ramitas inofensivas”. El problema es que cuando empiezan a brotar por todas partes es fácil dejar de verlos o confundirlos. Y cuando crecen, no con una manada de elefantes los podemos derribar.

Que cada uno entienda lo que quiera por semillas de baobab: tareas pendientes, correos, llamadas, miradas, reproches…, la metáfora le será igual de útil.

Comments off

15 años de Design Patterns de GoF

A principios del 2010 se cumplirán 15 años de la publicación de la primera edición de “Design Patterns: Elements of Reusable Object-Oriented Software”, uno de los libros que más ha influido en la ingeniería del software de los últimos años.

En 1994 la “banda de los cuatro” (Gang of Four), o lo que es lo mismo: Erich Gamma, Richard Helm, Ralph Johnson y John Vlissides, escribió un libro en el que sentaron las bases del diseño basado en patrones en la programación orientada a objetos. Básicamente es un libro de recetas en el que presentan soluciones en problemas comunes en el proceso de diseño orientado a objetos de una aplicación.

InformIT ha publicado una entrevista a los autores que no tiene desperdicio. En ella los autores hablan acerca de cómo ven el diseño de software en la actualidad y de cuan vigente sigue todavía su libro.

Alguna de las perlas de la entrevista  tiene que ver incluso con el SDK de programación de iPhone, el mismo que se utiliza para programar en Mac OSX y basado en NeXTSTEP, de NeXT que cosas y que tiempos…

Este libro salió a la luz cuando todavía no existía Java, y de hecho el lenguaje recoge muchos de los patrones. Después se escribieron bastantes más libros relacionados con los patrones y han aparecido títulos más digeribles.

Me quedo con el primer párrafo del libro, toda una declaración de intenciones:

El diseño de software orientado a objetos es duro, y diseñar software orientado a objetos reutilizable es todavía más duro. Es necesario encontrar los objetos adecuados, convertirlos en clases con la granularidad correcta, definir interfaces de clases y jerarquías de herencia, y establecer las relaciones clave entre ellas. El diseño debe ser adecuado al problema pero al mismo tiempo lo suficientemente genérico para permitir resolver problemas y requerimientos futuros. Al mismo tiempo buscaremos evitar el rediseño futuro, o al menos minimizarlo.

Este libro ha influido en nuestros proyectos, tanto los escritos en Java como los escritos en PHP. Con Java no tuvimos problemas, era la manera natural de diseñar porque el lenguaje se adaptaba a la perfección.

Pero hace 8 años era una rareza escribir un portal web en PHP basándonos en patrones. Hoy, la mayoría de los frameworks más conocidos (cakephp, symphony, etc.) están basados en patrones… y escritos en PHP. Eso sí, PHP tuvo que hacerse orientado a objetos.

Pues eso, quedan un par de meses para el aniversario, aunque el libro a estas alturas, y hace 15 años, ya estaba escrito.

Comments off

La buena vida

sombrillaHace un par de semanas mis buenos amigos X i P me regalaron un par de libros. Uno de ellos, El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl, ya lo había leído pero aprovecharé para releerlo en formato clásico: papel. Este libro publicado en 1946 merecerá otro post.

El otro, La buena vida, lo he acabado hoy.  Alex Rovira, su autor, expone su visión de lo que debe ser una buena vida, adornada con reflexiones de diferentes autores que hacen todavía más interesante su lectura. Es un libro breve pero que requiere leerlo con tiempo para pensar. Y por si fuera poco, al final del libro disponemos de un índice de libros recomendados, entre los que se encuentra el de Viktor Frankl.

Algunas de las perlas que se pueden encontrar en el libro son:

  • La vida es lo que hacemos de ella
  • La felicidad consiste en valorar lo que tienes
  • Quien tiene por qué vivir encontrará siempre un cómo
  • Es más fácil calzarse unas zapatillas que alfombrar toda la tierra
  • Somos aquello en lo que creemos
  • Como no sabía que era imposible, lo hice (A. Einstein)
  • Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia
  • La vida es lo que pasa mientras estás haciendo otros planes (esta os sonará…)

El caso es que los libros me han venido bien en estos días de reflexión que llegan siempre con los rigores estivales y con otros rigores que seguimos sufriendo para variar.

Por otro lado, lo de que me regalaran “El hombre en busca de sentido” me hizo pensar qué quizás es esa pinta la que tengo… o simplemente fue coincidencia…

En fin, para vosotros X i P: “Me gusta la gente que vibra.

Comments (1)

Historias de un corresponsal económico

Acabo de terminar el libro de Martí Saballs, Historias de un corresponsal económico. Es un libro ameno y de fácil lectura. Mediante anécdotas vividas en primera persona explica alguna de las crisis de los últimos 20 años, que para los de mi generación (cercana a la de Saballs) son de las que hemos oído hablar y estamos sufriendo de lleno actualmente.

Burbujas

El libro expone que muchas crisis vienen precedidas por años de euforia desatada. La mayoría de veces alentada por decisiones tomadas para resolver la crisis anterior. Explica sobre todo las ocurridas en nuestro faro y referente, Estados Unidos, y nuestro entorno más inmediato después de Europa, Sudamérica y en especial Argentina. Explica el tránsito de la burbuja de las puntocom a la del ladrillo y muestra lo fácil que es explicarla a toro pasado y lo difícil que es detectarla cuando todos nos sentimos los más ricos del lugar.

Saballs hace un resumen de los últimos 10 meses en los que hemos pasado del “esto es una gripe de unos meses” a un no acabar de ver el final del túnel. Recuerda como en los meses de octubre y noviembre del año pasado estuvimos al borde de la quiebra mundial… 

Y en cuanto a nosotros, España ha pasado en 30 años de un país de segunda a estar entre las 10 primeras economías del mundo, no me importa demasiado cuánto de cerca está de la última posición. Lo que es innegable es que las diferencias en el país del Cuéntame a hoy son enormes. 

La crisis financiera internacional es posiblemente la más intensa desde el Crack del 29, y cuando bancos como Lehman Brothers, empresas como Chrysler, o países como Islandia han quebrado, no puede atribuirse toda la responsabilidad de la situación a nuestro gobierno. Pero por otro lado algo se está haciendo mal cuando nos afecta mucho más que a nuestros vecinos, o al menos que a los que nos queríamos parecer. O quizás algo se ha dejado de hacer todos estos años en que las vacas gordas pastaban a su antojo.

Y al final ¿qué pasará? pues que saldremos, como lo hemos hecho de todas, pero posiblemente con algunos cambios en los comportamientos de los consumidores, y en consecuencia de las empresas. De las decisiones que se tomen en esta crisis dependerá lo rápido que salgamos y cómo y en que forma vendrá la siguiente. Y de las decisiones individuales que tomemos también dependerá cómo naveguemos por estas aguas o que no nos ahoguemos.

Como en todas las crisis, nos olvidaremos de lo que pasó en 20 años y volveremos a meter la pata otra vez… pero es así como somos, ¿no?.

Comments off

Historia, tecnología, tapas y tesoros

Este apunte es, como suele sucederme, un batiburrillo de anécdotas, ocurrencias, reflexiones y estados de ánimo dificilemente clasificables en ninguna categoría, así que lo haré en varias con la esperanza de que le llegue a más buscadores de historias raras. Además como tengo ganas de escribir, es bastante posible que sea demasiado largo, así que ya sabéis: podéis ir al final y leer las conclusiones.

techo baños árabes

Esta semana fallera 2009 hemos aprovechado para escapar a conocer Granada. Llegamos el pasado domingo y estuvimos apurando hasta ayer, día de mi santo.

No conocía la ciudad y me ha cautivado, pero sobre todo gracias a un hobby que tenía algo olvidado, el geocaching. Hemos recorrido a pie kilómetros de historia durante casi cuatro días, en una mezcla de culturas musulmana, cristiana, gitana, granadina y estudiantes de Erasmus… sobre todo estudiantes. Pero además, hemos disfrutado de uno de los mayores atractivos de la ciudad: las tapas.

La ventaja de recorrer andando una ciudad como Granada es que puedes apreciar muy de cerca los detalles más diversos. Puedes encontrarte con gente como los Lazy Beggers, que piden sin recato para vino, cerveza, whiskey o directamente para la resaca, oír hablar árabe cada pocos metros, en la siguiente calle oír rasgar la guitarra y el aire a un “cantaor”, o transportarte a los tiempos anteriores al final del reinado nazarí.

Granada es un crisol de culturas desde hace cientos de años y, a pesar de expulsiones varias, se percibe en cada callejón. En la breve historia de Granada nos cuentan que Al-Basit habla de ella en estos términos: «Es lugar de reunión de personajes ilustres, de poetas, de científicos, de artistas; están en ella los mejores hombres de nuestro tiempo». Y parece que ha vuelto este tiempo, la ciudad hierve literalmente en multitud de ofertas multi culturales, quizás el que uno de cada tres habitantes sea un estudiante universitario tenga algo que ver…

Bien, el caso es que aprovechamos para buscar algunos tesoros como hicimos el año pasado, pero esta vez nos ha cundido mucho más. Posiblemente por la cantidad de sitios interesantes y los estudiantes sueltos que pululan por la ciudad hay multitud de cachés. Pero especialmente hay uno que nos ha llevado dos días completarlo y nos ha permitido observar la ciudad de una manera mucho más intensa, es el ya famoso Granada por omortsoN. Este multicaché nos ha hecho recorrer el Albaicín, la Alhambra, las calles cercanas a Gran Vía, Catedral… en fin varios kilómetros en los que nos encontramos otros cachés de los que también dimos buena cuenta. Por cierto, si os da por ver los comentarios de los buscadores de tesoros, yo soy ppsan.

Toda la búsqueda de los cachés la hemos hecho con el GPS de montaña y sobre todo con el Nokia E71 del que no he hablado todavía pero lo haré en breve. Además de otras interesantes aplicaciones Symbian, he descubierto una aplicación que hará las delicias de los freakies del geocaching, pero eso será objeto de otro post.

Para hacer todavía más interesante nuestra estancia allí, hemos estado alojados en el hotel Gar~Anat: Hotel de Peregrinos. El hotel es un sitio peculiar con el mayor de los encantos. Tras recibirnos nos alojaron en la habitación Ítaca, razón por la que nos prestaron la Odisea, por aquello de meternos de lleno en la habitación. El Gar~Anat es “una ciudadela en continua construcción por los peregrinos que aquí llegan… Ambos y el camino que los une forman un todo…” y parece que lo consiguen. Tienen ubicado en medio del patio interior un “árbol de los deseos” en el que la gente cuelga sus peticiones… de lo más variopintas… y es que todo esto me suena tanto a lo de 2.0 que … En definitiva, más que un alojamiento ha sido una experiencia, y todo por detalles que posiblemente no son nada costosos, simplemente requieren sensibilidad y gusto.

Y el caso es que estos días he combinado los gadgets a los que soy tan aficionado con la mezcla de culturas, kilómetros de gentes, caras, voces, arte musulmán que quita el aliento, calles angostas, tesoros, y cantos de la Odisea (lo voy a retomar en formato electrónico).

Y es que estos días de descanso profesional me sugiere varias reflexiones, posiblemente más relacionadas con “la cosa empresarial”.

La primera es lo importante que es la mezcla, Granada es un ejemplo fantástico porque, al menos a mí, inspira y potencia cualquier sentimiento creativo con la conjunción de lenguas, ideas, culturas, caras, etc. Internet es otro ejemplo, ¿o no?

Por otro lado, me reafirmo en la importancia de los detalles. Los detalles hacen que un producto pueda ser una experiencia para recordar, se me ocurren ejemplos mucho más cercanos a la temática del blog: el Mac OSX, o el mismo E71 del que hablaré… lo prometo.

Y por último como nada cambia, la tecnología nos puede hacer disfrutar de las mismas historias de cuando éramos niños… como decía ayer una amiga “somos de la generación Indiana Jones” y esto de buscar tesoros bajo las piedras nos sigue tirando, aunque sea gracias a megaherzios, megabits y geoposicionadores… mucho más avanzado y limpio que ir con un látigo dando mandobles… sigue siendo lo mismo.

En definitiva, para seguir con la temática de los últimos posts, afrontemos la crisis con ingenio, pasión por los detalles, tecnología, diseño y una nueva mente… al fin y al cabo es posible y está a nuestro alcance.

Y, en fin, dice un lector: hagamos de la crisis una catarsis.

Comments (1)

1984 no fue como “1984″

No suelo escribir dos entradas el mismo día, pero no me resisto a hacerlo después de encontrar el anuncio con el que Apple anunciaba su nuevo Macintosh hace 25 años.

Dedicado a todos los que hayan leído la maravillosa novela de Orwell.

Comments off

Una nueva mente, Daniel Pink

Una nueva mente es un libro de Daniel Pink que plantea la necesidad de que todos los que vivimos gracias a nuestro hemisferio izquierdo vayamos pensando en darle algo de cancha al derecho.

Pink plantea que la sociedad occidental actual se enfrenta a la “era Conceptual” en la que las capacidades de enfoque D (cerebro derecho) serán más importante que las de enfoque I (cerebro izquierdo).

Hasta mediados del siglo XX, la ciencia atribuía al hemisferio derecho la categoría de subordinación al izquierdo, quien era el responsable de casi todo lo bueno que creaba el ser humano. Es a partir de 1950 cuando Roger W. Sperry descubre que el derecho no es peor sino diferente (curiosas similitudes con otras tendencias de la época), en 1981 le dan el Nóbel. La cosa sigue avanzando hasta que casi parece que es el hemisferio derecho el que nos va a salvar de todos los males.

El caso es que, como era de esperar, la realidad es algo más compleja a la vez que lógica, y parece que ambos hemisferios son complementarios y se reparten el trabajo de la siguiente forma:

  1. El hemisferio izquierdo controla el lado derecho del cuerpo, el derecho controla el izquierdo.
  2. El hemisferio izquierdo es secuencial, el derecho es es simultáneo.
  3. El cerebro izquierdo se especializa en el texto, el derecho en el contexto,
  4. El hemisferio izquierdo analiza los detalles, el derecho sintetiza la imagen global.

El libro va dirigido a todos aquellos que pertenecemos al grupo de gente a los que, según Peter Drucker, se nos paga por poner en práctica nuestro conocimiento teórico y analítico, los “trabajadores del conocimiento”, esto incluye abogados, médicos, ingenieros, contables y ejecutivos.

Plantea la amenaza de las “tres aes”: Abundancia, Asia y la Automatización.

Hay tres fuerzas inclinando la balanza a favor del pensamiento de enfoque D:

  • La abundancia, que ha sobresatisfecho las necesidades materiales de millones de personas haciendo aumentar la importancia de la belleza, la emoción y acelerando la búsqueda de un sentido por parte de la gente.
  • La automatización, que amenaza a la generación de trabajadores de cuello blanco igual que lo hizo a la pasada generación de trabajadores de mono azul, exigiendo que los profesionales de enfoque I desarrollen habilidades que los ordenadores no puedan hacer mejor, más rápido o más barato.
  • Asia, quien está llevando a cabo hoy en día enormes cantidades de trabajo rutinario de cuello blanco de enfoque I a precios notablemente inferiores, obligando así a los trabajadores del conocimiento a dominar habilidades que no puedan ser trasladadas a ultramar.

¿Y dónde nos deja esto? Pink opina que es el tiempo de los artistas, diseñadores, músicos, empáticos y muchos otros que trabajen con enfoque D, es el tiempo de la “era Conceptual”.

¿Y la solución?, el autor afirma que los que tenemos el enfoque I más desarrollado, tendremos que desarrollar 6 destrezas básicas de enfoque D a las que da unos nombres de lo más atractivos y propone en contraposición de sus equivalentes en el hemisferio I, a saber:

  • DISEÑO, no solo Funcionalidad
  • NARRACIÓN, para completar los Argumentos
  • SINFONÍA, para ayudar al Enfoque
  • EMPATÍA, complementando a la Lógica
  • JUEGO, y no tanta Seriedad
  • SENTIDO, ¿para qué tanta Acumulación?

El libro propone una serie de ejercicios, así como muchas referencias de fuentes adicionales para trabajar que complementan cada una de sus ideas.

El libro está editado en castellano por Ilustrae, una comunidad de contenidos con atractivos títulos y actividad/comunicación diaria en su blog.

En definitiva, un buen libro que propone ideas nada descabelladas y aparentemente basado en evidencias científicas (digo aparentemente porque nos tendremos que creer las que nos cuenta).

Comments (3)

Cambiar o morir, Alan Deutschman

Este es el provocativo título del libro de Alan Deutschman que he acabado de leer hoy. 

Tanto por el título como por la estética del mismo reconozco que al principio me causó cierto rechazo, pero tras hojearlo decidí leerlo.

Deutschman defiende la idea de que para todo cambio son necesarias tres claves: Relacionarse, Repetir y Reorientar.

Básicamente propone no analizar las causas o los orígenes del problema y actuar directamente sobre la solución. Para ello es necesario inspirarse en alguien real o virtual (puede ser una organización) y es a lo que llama Relacionarse, seguir afilando la sierra, practicando y mejorando las habilidades (lo que llama Repetir) y finalmente realizar un cambio de marco total hacia una realidad que quizás originalmente no se conocía, es lo que llaman Reorientar.

Es una sucesión de casos tipo en los que analiza las tres claves que obraron “el milagro”. Los protagonistas del libro son desde Dick Cheney, General Motors (tan de actualidad estos meses) hasta IBM o Bill Gates, pasando también por personas y organizaciones no tan conocidas que lograron el cambio de una manera casi heroica.

Deutschman se pregunta porqué la mayoría de enfermos de corazón no son capaces de hacer un cambio vital aunque penda sobre ellos la espada de Damocles de la muerte misma. Se plantea la misma pregunta con las organizaciones y plantea sus recetas.

Quizás lo peor del libro es el título, el contenido es interesante e invita a la reflexión.

El libro está dirigido a personas u organizaciones que estén interesadas en el cambio, ¿quien no?

Comments (2)

El libro negro del emprendedor

Acabo de leer un nuevo libro de Fernando Trías de Bes. El autor cuenta que buscó en google “factores clave del fracaso” y únicamente le aparecieron dos resultados… a mí me han aparecido algunos más, entre otros el libro de Trías de Bes, pero no deja de ser cierto que parece curioso que se dedique mucha menos literatura al fracaso cuando el 95% de las nuevas empresas no duran ni un año.

El libro detalla los factores que considera el autor fundamentales para fracasar. Desde el punto de vista de un emprendedor con formación económica propone una serie de “asaltos” al lector con los que pretende poner en cuestión el carácter emprendedor del mismo.

Doy fé de que muchos de los ejemplos que pone me han ocurrido.

En definitiva, un libro entretenido y que se lee en dos lecturas nocturnas.

Comments off

« Anteriores